Magritte fuente de inspiración para ukitu, fotografia realizada en el Museo de Magritte en Belgica

Aprovechando los vuelos baratos, aterricé en Bruselas para adentrarme en la obra del pintor surrealista belga Magritte y conocerla un poco mejor, ya que no había visto cuadros suyos en ninguno de los museos que hasta entonces había visitado.

Cuando entras en el  Magritte Museum y ves las obras expuestas te preguntas ¿qué quiere decir con sus “manías”? Manías como colocar objetos donde nunca los pondríamos y donde nunca los encontraríamos; los autoretratos en los que se tapa la cara con objetos o el dibujo de una pipa convertida en pene.

El asombro inicial deja paso a la risa y al humor con ese sentido maravilloso y mágico de su obra. Seguramente, relfexionas, su primera exposición, en Bruselas en 1927, debió parecer a los críticos de arte una tomadura de pelo.

A Magritte se le engloba como un pintor surrealista. En París participó en un una exposición surrealista y colaboró en la revista “La revolución Surrealista”, destacando el artículo “Las palabras y las imágenes”;  en 1936 participó en la Exposición Surrealista Internacional de Londres y en la exposición “Dada y Surrealismo”, en varias ciudades americanas.

Pero, a pasar de su importante aportación al surrealismo, yo discrepo. Nunca me ha parecido un pintor tan surrealista como Dalí y otros del grupo. Simplemente por esa contradicción estaba suficientemente motivada para un viaje low cost, visitar el Museo Magritte y adentrarme en sus creaciones.

El surrealismo supuso una modo de interpretar la realidad diferente y transgresora; su gran atractivo y poder de seducción fue la  búsqueda de los fondos ocultos de la mente con el fin de sacar a la luz el inconsciente y las formas reprimidas del alma humana. Entre las técnicas que empleaban estuvieron el automatismo, la irracionalidad y el sinsentido.

Sin embargo, Magritte mostró un rechazo del automatismo y de las técnicas de creación espontánea típicamente surrealistas así como del  psiconanálisis y reducir las imágenes a símbolos susceptibles de interpretación psicoanalítica como hizo Salvador Dali.

Sus obras, parecen rebuscadas fruto de un trabajo intelectual y de una puesta en escena bien pensada. Son escenarios mágicos que te transportan y te provocan. Más bien dotó al surrealismo de una carga conceptual y poética.

La oscuridad reinante en la salas de exposición contribuye a crear la sensación de estos escenarios (que recuerdan a los mejores bodegones clásicos) ya que la luz sólo ilumina los cuadros. A veces es una sensación un poco claustrofóbica; menos mal que siempre estan presentes las inquietas nubes de Magritte entrando y saliendo por puertas y ventanas, nubes parecidas a las que ví en los cielos de Bruselas.

Magritte, que estuvo afiliado al Partido comunista belga, buscó romper con los gustos burgueses, sus condicionamientos y rutinas, para convertir la mirada en un instrumento del conocimiento, obligarla a “pensar de un modo distinto al habitual”, dar un nuevo significado a las cosas cotidianas  a fin de cambiar la percepción precondicionada de la realidad y forzar al observador a hacerse más sensible a todo lo que le rodea. Esta es su  constante en toda su obra.

¿Cómo lo consigue? Por un lado con la ausencia de cualidades plásticas en los objetos pintados representados de forma escueta y fría. Es como si  el objeto fuera una excusa o no tuviera valor en sí mismo, dando más importancia a la idea que quiere transmitir.

Pero Magritte  va mucho más allá, concibe su obra para ser contemplada; quiere que su observador sea un sujeto activo y participe intelectualmente en sus cuadros.

El misterioso cuadro “Esto no es una pipa”, del que realizó varias versiones, es un acertijo que te hace pensar. Quizás no siempre lo que vemos es lo que parece que vemos. Para mi es desconcertante. O simplemente lo que ha querido transmitir es la necesidad de dejar de entenderlo todo o de buscar significados a todo para descubrir algo diferente; o poner en evidencia la débil ilusión que liga las palabras y las cosas…  ¿Se te ocurre algo para resolver el enigma? Te invito a ayudarme, a que alguien me lo explique.

Otro de los aspectos que destaca en Magritte es su aportación al mundo del diseño y la publicidad gráfica. Aunque él no quiso ser diseñador ni tuvo especial interés por las artes decorativas, las aportaciones que hizo para este “arte” son de lo más  enriquecedoras.

Gracias a su trabajo comercial pudo vivir en momentos más flojos de ventas hasta el punto de abrir una agencia de publicidad.

También hizo diferentes encargos de pintura mural  y decorativa como el techo del teatro real de las galerías de Bruselas o las paredes de la sala de juego del casino de Knokke-le-Zoute. Trabajó hasta 1923 como diseñador en la fábrica de papeles pintados Peeters-Lacroix  Como disñeador independiente, destacan sus portadas para partituras de canciones populares; los carteles y diseños para la casa belga de alta costura Norine y los catálogos para el peletero Samuel (1926-1927)

Los procedimientos que emplea son utilizados también por los diseñadores graficos y pubicitarios: situar objetos donde nunca los encontramos, superponer objetos relacionados entre sí; desplazar objetos y transformarlos en otros; descontextualizarlos y utilizar asociaciones conflictivas o paradójicas. Os dejo este enlace para que profundicéis en su faceta de publicista

 

Trabajó  de diseñador y publicista que coincidió con la primera exposición de sus pinturas, en la primavera del 1927,  en la Galería Centauro donde presentó 61 obras con muy poco éxito. La crítica artística no expresa más que desprecio por sus cuadros. Aquí os dejo un vinculo muy interesante defendiéndose de los críticos:

http://www.elconfidencial.com/cultura/2009-12-15/desmontando-a-magritte-un-nuevo-libro-descifra-las-claves-de-su-arte_737152/

Tambien os dejo unas fotos de unos interesantes carteles de una marca de relojes de lujo que estaban pegados en el Museo y este parrafo que he encontrado relacionado con los relojes y Magritte:

http://thepointmx.com/www/2015/06/22/rene-magritte-y-su-incursion-en-la-moda-y-la-publicidad/#sthash.KMpr7skg.dpbs

“Los 85 años del Reverso de Jaeger-LeCoultre ameritan ediciones especiales. Como la que ha surgido gracias a la alianza de la firma de Le Sentier y la Maison De Greef, el joyero y relojero más reconocido de Bélgica. El nuevo Reverso rinde tributo al pintor belga René Magritte. En el fondo del reloj, aparece una de sus obras más conocidas, The Treachery of Images, que está grabado en laca negra.

Magritte fuente de inspiración para ukitu realizada en el Museo de Magritte en Belgica

Magritte fuente de inspiración para ukitu, aparece un dibujo de una pipa en forma de pene

Magritte fuente de inspiración para ukitu, dibujo de Magritte del Museo de Magritte en Bruselas

 

Magritte fuente de inspiración para ukituMagritte fuente de inspiración para ukitu, cartel publicitario de Magreet, fotografia realizada enel Museo de Bruselas

 

Magritte fuente de inspiración para ukitu, cartel de una marca de relojes inspirado en la obra de Magritte realizada en BruselasMagritte fuente de inspiración para ukitu, catel de una marca de reloj inspirado en la obra de MagritteMagritte fuente de inspiración para ukituMagritte fuente de inspiración para ukitu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*